Presentación

Logo Asociacion PiedraUna vez que se han dado los primeros pasos e informado del lanzamiento de un blog en WordPress.com empezamos a despegar, incluso más adelante trataremos de trasladar el contenido a una web. Esta herramienta será de mucha utilidad sobre todo en el aspecto comunicativo y orientativo ya que resulta ser la mayor carencia de este colectivo atrapado e indefenso en las garras de la Unión de Créditos Inmobiliarios. En esta introducción sobre lo que representa nuestro colectivo podíamos decir que: No nos presentamos como un sucedáneo a la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) más bien como una alternativa en el sentido de una oportunidad más que pretende dar batalla en un campo poco trabajado más allá de las reivindicaciones en las puertas de los bancos y la interrupción de los lanzamientos de las ejecuciones hipotecarias. Bajo nuestro criterio, estas acciones son necesarias pero no son suficientes y es ahí donde pretendemos ayudar a que las cosas cambien. La Iniciativa Legislativa Popular que se presentó en busca de la aceptación de la cesión en pago estaba condenada al fracaso, desde los promotores de esta asociación intentamos por todos los medios posibles hacer llegar un planteamiento muy diferente. No tuvimos éxito. En otras circunstancias tratamos de reincidir en hacer llegar nuestras propuestas, el resultado fue el mismo. El planteamiento que nosotros proponíamos estaba más en la línea de practicar una guerra de guerrillas que un proyecto en guerra abierta enfrentada a todos los bancos a la vez. El mayor esfuerzo, bajo nuestro parecer, se debería aplicar sobre el flanco más débil de ese muro inexpugnable del poder de los bancos: las hipotecas basura y en eso estamos. Iniciado este proyecto, los fundadores de la Asociación hbUCI, nos proponemos abordar el frente amplio de las demás hipotecas con una estrategia innovadora.

378648_138368219599516_1452168684_n[1]No hemos inventado la sopa de ajo pero la renovada estrategia va en línea de la exigencia transformadora de que los recursos económicos se dirijan a las personas en lugar de derrochar en el pozo sin fondo de unos bancos quebrados. Por delante tenemos a los políticos que han dejado de representarnos y se han aliado con la oligarquía financiera. Ésta será una lucha sin cuartel con el voto en la mano pero no será nuestro único frente, evidentemente dependemos del sistema judicial y los jueces. Hasta ahora el procedimiento de ejecución hipotecaria ha sido un paseo triunfal de los bancos con una legislación a su favor con tintes medievales. Los procedimientos se han llevado con las puertas cerradas a cal y canto lejos de la opinión pública, lo que se sabía de puertas a fuera era que el deudor que no pagaba perdía su casa sin considerar el contenido del contrato, la escritura de préstamo, que como literatura del horror se aplica en algunas escrituras. En general, estos contratos, están redactados para posicionar al deudor en la más absoluta indefensión que clama al cielo, no obstante las reflejadas en las escrituras de préstamo otorgadas por la financiera Unión de Créditos Inmobiliarios están redactadas por el mismo Satanás. Llegados a este punto, que no es otro que contra más pagas más debes, debemos de depositar nuestra confianza en los jueces, no obstante observamos que la imagen que representa a la justicia sosteniendo una balanza uno de los platos tiene la tendencia de perder el equilibrio. Desconocemos si es defecto del mecanismo de la balanza o más bien de quien la hace funcionar. Estaremos atentos a ello ya que tan solo exigimos justicia. No parece que sea una exigencia extravagante. También puede ser que entre el colectivo de jueces nos tropecemos con aquellos que tienen una tendencia innata a decantar la balanza con unas resoluciones que nadie las entiende y que vienen a decir que recurras en otra instancia superior. No, ya lo decimos abiertamente, esta actitud corresponde con el pasado: echar balones fuera podrá ser la voluntad de estos jueces pero nuestra voluntad, de momento, será anotar su nombre. No se trata de ninguna amenaza simple y llanamente es una promesa. Si la situación de desamparo de toda una nación ha llegado a estos extremos de pandemia económica no se pueden tratar estos asuntos como si nada hubiera pasado. El sistema Judicial forma parte de los tres poderes del Estado, los otros el Ejecutivo y el Legislativo son directamente responsables de la penuria instalada en la sociedad, sólo falta que la señora Justicia tome partido. El juez que sea incapaz de ver lo que está ocurriendo sería recomendable que se fuera para su casa.

Anuncios

2 respuestas a Presentación

  1. yasmina dijo:

    hola estoy en una situación un tanto difícil y no se muy bien de quien fiarme en realidad ,ya que una vez leído un poco de lo que decis estoy de acuerdo.necesitaria un poco de información urgente,gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s